fbpx
comunicación interna

Qué importancia tiene la comunicación interna con tu equipo?

Mantener una buena comunicación interna en tu empresa te ayudará a motivar a tus equipos de trabajo y a alcanzar los objetivos marcados.

¿Qué importancia tiene la comunicación interna con tu equipo?

En Enzimum tenemos el afán de darte todas las herramientas necesarias para que puedas desarrollar al máximo tu carrera profesional. Y esto no solo incluye entender los impuestos que tendrás que pagar como autónomo o cómo crear las nóminas de tus empleados. Es probable que, a lo largo de tu carrera, también te veas en la necesidad de mejorar tus habilidades como comunicador y jefe de equipo. Hoy precisamente hablamos de cómo comunicarte con tu equipo. ¿Te interesa? ¡Empezamos!

¿Qué es la comunicación?

Como siempre, nos gusta empezar las cosas por el principio. Así que, definamos juntos qué es la comunicación. La comunicación es el acto voluntario de transmisión de información entre dos o más participantes. Sencillo, ¿verdad?

Ahora vayamos un poco más y hablemos de la comunicación interna. Cuando utilizamos este nombre nos referimos a una herramienta estratégica esencial para cualquier empresa. Y es que, bien utilizada, la comunicación interna es clave a la hora gestionar el talento y la motivación del equipo, ayudándole a convertirse en un grupo de trabajo eficaz y capaz de alcanzar los objetivos marcados. 

Y, ¿qué es la NO comunicación?

Puede que esto no lo tengas tan claro. La NO comunicación no tiene que ver con la comunicación no verbal. En realidad se refiere a la falta, ausencia o escasez de comunicación entre dos entes o partes. Si esta información la trasladamos a la empresa, nos encontramos con organizaciones que mantienen la información en las altas esferas, sin comunicarlas a los empleados. Es decir, jefes que no lideran sino que ordenan. 

¿Qué ocurre cuando hay una mala comunicación o una NO comunicación?

Como hemos dicho, la comunicación es clave a la hora de mantener equipos de éxito. Por tanto, si no hay comunicación…

  • Disminuye la moral de los empleados
  • Los objetivos se diluyen, pasando a ser poco claros
  • La productividad de los empleados se relaja
  • Los empleados cometen más errores
  • Todo ello tiene como consecuencia el descontento de los clientes

Algunas preguntas para reflexionar

Si, mientras lees este post, has empezado a analizar tus últimos movimientos profesionales, esta serie de preguntas te ayudarán a ahondar en tus pensamientos para saber si estás siguiendo la estrategia de comunicación más adecuada. 

  • ¿Qué canal de comunicación estoy utilizando para hablar con mis empleados o los miembros de mi equipo?
  • ¿Se trata de la mejor manera de contactar con ellos?
  • ¿Me comunico con ellos con la frecuencia adecuada?
  • ¿Soy accesible para mis empleados?

Herramientas para mejorar la comunicación interna

Si no has salido bien parado del test anterior, no está todo perdido. Poner en práctica esta serie de hábitos te ayudará a recuperar el control sobre la comunicación con tu equipo.

  • Estructura siempre la información de manera adecuada con el fin de que sea accesible para todos los niveles. 
  • No pierdas el control de las reuniones. Mantente como punto de encuentro para todas las partes. 
  • Mantén activo y actualizado un tablón de anuncios o envía una newsletter de manera regular para asegurarte de que la información interna llega a todos los empleados
  • Reconoce de manera pública los éxitos de tus empleados o los miembros de tu equipo. 
  • Refresca los objetivos con regularidad para que no se queden obsoletos o sean inalcanzables. 

Ahora que conoces la importancia de la comunicación interna, solo te queda ponerla en práctica. Si te interesan los temas empresariales y de liderazgo, en nuestro blog Enzimum encontrarás mucha más información de utilidad. ¡Esperamos haberte ayudado!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tu privacidadad nos importa

cookie Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puedes aceptar su uso a través del botón «Aceptar y continuar navegando» o bien puedes rechazar las mismas.